Saltar al contenido
Insectos Exóticos

Hormiga roja

Características de la hormiga roja

Este tipo de hormigas, son bastante conocidas por atacar a personas, animales y a muchas plantas. Así es, son las tan conocidas hormigas rojas. Esas criaturas cuya estatura va de 0.64 a 6.4 mm y se pueden reproducir tanto de color negro como de  color marrón intenso. Son las más agresivas que existen. Llevan por nombre científico el de Solenopsis invicta Buren, pero son mejor conocidas simplemente como las hormigas rojas.

Este es un tipo de hormiga muy común en los hogares. De hecho, suelen causar bastantes destrozos. Como por ejemplo: Cables de teléfonos, construcciones y demás unidades eléctricas, hasta dañar completamente instalaciones de un aire acondicionado. Son indudablemente un dolor de cabeza en la sociedad de todos los tiempos.

Características de las Hormigas Rojas

Son insectos que van de unos 0.64 a 6.4 mm. Siempre divididas en dos colores: El negro o el marrón rojizo. Su tonalidad la llevan por toda la cabeza y el tórax. Cuentan con un aguijón bastante grande y que genera picaduras importantes. Producen dolor y picazón cuando el veneno entra en contacto con la piel. Por lo general, atacan nidos de animales.

Estas hormigas también se dividen por estratos. Llegando a tener a su hormiga reina, además de las típicas obreras, encargadas del correcto funcionamiento de la colonia.  Normalmente, las hormigas que cumplen el papel de obreras son mucho más territoriales en las colonias donde se encuentra una sola reina. Se desplazan a lo largo de su propio espacio. Mientras que, las hormigas obreras que hacen vida con sus múltiples reinas se mueven de un montículo en otro para asegurar el sustento de todas sus reinas, por lo tanto, son mucho menos territoriales.

Cada una de estas hormigas rojas o de fuego construye a su alrededor su propio espacio. Donde se sientan más cómodas. Sus lugares favoritos son pastos, campos y cultivos de importancia agrícola. Por lo tanto, muchas veces pueden llegar a ser consideradas como plagas. Pertenecen al conocido grupo Himenóptero. Las obreras son hembras infértiles por lo tanto, prestan sus servicios para buscar mejores condiciones de vida para toda la colonia. También cuentan con hormigas soldado, estériles cuya función es defender el nido. Su única diferencia con las obreras es su poderosa mandíbula.

Comportamiento y hábitos

Estos insectos suelen vivir aproximadamente unos 3 años. Si hablamos de obreras. En el caso de las hormigas reinas pueden llegar a vivir hasta por 15 años. Las colonias muchas veces tienen más de una reina. De hecho, pueden llegar a tener hasta 100 reinas. El tipo de alimentación que reciben las futuras hormigas como larvas es lo que dicta a qué casta o ascendente van a pertenecer una vez que sean adultas.

Construyen montículos de tierra amontonada. Muy similares a los hoyos que producen las ardillas. Estos montículos son divididos en grupos. Esta hormiga construye todo esto en casi cualquier tipo de tierra, aunque prefieren zonas donde aparezca el sol con frecuencia. Aman el aire libre, los campos, parques, césped y cultivos. Estos montículos pueden llegar a medir más de 45 cm de altura bajo tierra. Aunque esto varía según el tipo de tierra donde lo hagan, y por supuesto, su localización.

Todas estas colonias deben ser escondidas. Suelen aparecer debajo de árboles, en el sotobosque. Incluso existen también colonias de hormigas rojas dentro de construcciones tanto externas como subterráneas. Si en algún momento los montículos ubicados en estas zonas son invadidos, las hormigas obreras saldrán a defenderse y a picar al intruso de forma muy agresiva. Las cúpulas que construyen en las agujas de algunos pinos son esas que brindan la mayor protección posible a las hormigas rojas contra el medio ambiente. Problemas climáticos como el frío le dificultan su proceso de expansión.

Las hormigas rojas pueden tener colonias con 300.000 y hasta 500.000 trabajadoras. Buscan comida cada 100 metros a la redonda. Su actividad se incrementa durante la primavera hasta el primer mes de invierno. Las colonias se activan mucho más durante primavera y verano. Y van soltando a sus hormigas aladas. Estas tienen como finalidad iniciar nuevas y mejores colonias.

Las colonias suelen migran de un lugar a otro con el paso del tiempo. La reina solo necesita un pequeño porcentaje de trabajadoras para poder comenzar una colonia completamente nueva. Suelen desarrollar sus nuevas colonias muy lejos de las anteriores, y lo hacen necesitando tan sólo y como mínimo 1 noche para lograrlo. Una hazaña realmente increíble y digna de admirar.

Alimentación de la Hormiga Roja

Las hormigas rojas o de fuego. Trabajan acaparando insectos muertos, materiales dulces, salvia, y demás. Aunque, también están preparadas y dispuestas a matar insectos y otros animales pequeños para poder alimentarse de ellos cuando sea necesario. Estas hormigas son capaces de recolectar una amplia variedad de alimentos que incluye: Proteínas, grasas y en su mayoría alimentos dulces.

Reproducción de la Hormiga Roja

Suelen reproducirse entre julio y agosto, meses en los que comienza su vuelo nupcial. Como ya debes intuir durante el típico apareamiento, el macho muere y la “princesa” pasa a ser reina cortandose las alas para alimentar con ellas a sus futuras crías. El tiempo total en lo que se refiere al crecimiento entre huevo y etapa adulta, tiene como promedio 30 días, es decir un mes. Las hormigas obreras pueden vivir un poco más de 180 días. Pero las reinas viven entre 1 a 15 años dependiendo de cómo funcione su colonia...

La única función que tienen los machos en las colonias de hormigas es la de copular con las princesas para asegurar la supervivencia de las especies. Por otro lado, las reinas, suelen ser las más grandes de la colonia y por lo tanto su tarea principal es la reproducción. Tienen la capacidad de albergar al menos 1000 huevos al día. Este proceso se repite constantemente hasta que la colonia tiene suficientes obreras que pueden alimentar a la reina y cuidar de ella. Sólo 30 días necesita la reina para tener nuevamente un legado de súbditos a sus pies.