Saltar al contenido
Insectos Exóticos

Apis cerana

Características de la Apis cerana

La abeja melífera asiática o abeja melífera oriental cuyo nombre científico es Apis cerana. Es una especie de himenóptero considerado como apócrifo perteneciente a la familia Apidae. Esta es una abeja melífera y suele ser propia del sudeste asiático, países como: China, India, Japón, Malasia, Nepal, Bangladesh, Papúa Nueva Guinea, e Indonesia.

Esta especie posee un tamaño mucho menor que la abeja europea. Y aunque parezca increíble, con el tiempo ha sido desplazada por Apis mellifera esto sucede ya que las colonias son bastante menos productivas, en cuanto a producción de miel se trata. Apis cerana es conocida por tener como parásito al ácaro Varroa jacobsoni, este no se queda de hospedero en esta especie, simplemente la usa como canal para buscar a la abeja Apis mellifera.

A pesar de que es aparentemente inofensiva, la verdad es que ha causado importante daños económicos a nivel mundial. El ácaro que acompaña transitoriamente a la Apis cerana no es considerado como una plaga, mientras que esta abeja si lo es.

Hábitat

Si hablamos de metros cuadrados, el área que ocupa la apis cerana es mucho mayor en comparación a otras especies, y va desde Asia hasta el norte de Rusia. Cuenta con un rango bastante amplio de temperaturas, por lo que son capaces de soportar tanto frío de montañas como zonas tropicales calientes. Fue introducida con el paso de las décadas en diversos lugares, como por ejemplo en Nueva Guinea donde actualmente se expande hasta  las Islas Salomón.

Comportamiento y hábitos

Durante mucho tiempo, esta especie de abeja ha sido capaz de  proporcionar miel y cera. Aunque, también cumple con un importante sistema de polinización a las cosechas agrícolas. Estas abejas cuentan con paneles múltiples y nidifican en zonas muy oscuras y cerradas, casi como en una cueva. Aunque, también las podemos distinguir en rocas y diversos troncos de árboles muy bien escondidos.

Su sitio ideal para hacer el nido normalmente está cerca de la tierra, a unos 4 o 5 metros del suelo. Son amantes de la oscuridad, ya que esto les permite resguardar de forma eficaz sus colmenas muy bien constituidas. Los panales de Apis cerana que son considerados como múltiples se construye paralelos como en el caso de Apis mellifera.

Si hablamos de las características taxonómicas de estas abejas podemos decir que, el tamaño del cuerpo de las obreras es mucho más pequeños, al menos en comparación a otras especies como la Apis dorsata. Sus pares de crías cuentan con celdas de dos tamaños posibles, las zonas más grandes son para criar zánganos, mientras que las más pequeñas son para las futuras obreras. Es importante mencionar que, en cuanto a sus colonias, estas son mucho menos productivas para la producción de miel, por lo que han dejado de ser las favoritas de los humanos para el cuidado doméstico de abejas.

Colmenas de Apis cerana

La apis cerana son especies de abejas que prefiere anidar en árboles huecos. Entonces, todas sus colonias están formadas de aproximadamente unos  34.000 individuos. Estos individuos son capaces de utilizar un material muy específico similar a un típico pegamento para sellar lo agujeros y todas las grietas en sus colmenas. El comportamiento que tienen puede variar según su circunstancia. Entonces pueden ser bastante tímidas pero también muy agresivas si lo requieren.

Si lo vemos a simple vista, tanto las características físicas como las colmenas son bastante similares al resto de las abejas. Los adultos de Apis cerana se distinguen en su colmena porque cuentan con pelos plumosos lo que les ayuda a recolectar el famoso y tan necesitado polen. Por otro lado, como ya sabemos sus colmenas están formadas de miles de obreras que realizan el mantenimiento completo del panal. Todas las tareas se dividen según la edad que tengan las abejas.

Defensa de Apis cerana

La abeja melífera asiática fue pionera en desarrollar diversas defensas para poder alejarse de otros depredadores. Cuando se ven envueltas en una posible amenaza, vamos a observar como rodearan su cuerpo con sus compañeras hasta forma una inmensa y espesa bola para hacer vibrar sus músculos tan rápido, con la finalidad de producir calor. Esta especie es realmente fascinante ya que es capaz de elevar su temperatura corporal hasta 46°C durante 20 minutos, siendo este tiempo más que suficiente para eliminar a su amenaza.

Reproducción de la Apis cerana

Por lo general, lo que se refiere a la reproducción de la colonia ocurre en las temporadas de primavera y el verano según la ubicación de la colmena. Si hablamos de las famosas áreas tropicales, esta reproducción es capaz de ocurrir con más frecuencia, la razón es que las condiciones climáticas son mucho más favorables. Además de que los recursos como lo son el néctar y polen suelen ser mucho más abundantes. Por otro lado, una típica colonia puede llegar a tener de 10 a 20 reinas hijas, estas lucharán cuando llegue el momento por convertirse en la única reina madre de la colmena.

Las abejas de Apis cerana pasarán por cuatro fases reproductivas como son:

Huevos

Estos suelen ser  pequeños y blancos de forma ovalada, durarán en total unas 72 horas justo antes de eclosionar.

Larvas

Las larvas suelen tomar una forma de C, y son de color blanco no cuentan con el sentido de la vista y tampoco poseen patas. Obtienen alimento dentro de sus celdas con un elemento especial dado por las obreras hasta el momento en que son lo suficientemente grandes. Cuando llega su hora de emerger, las obreras taparán las células de las larvas.

Pupa

La pupa comienza su proceso en este ciclo cuando la célula de la larva está tapada, la longitud de este período puede variar según diversos factores. De la pupa emerge las nuevas abejas que se alimentan de la misma cera con la que fue tapada la celda.

Adulto

Es la fase final del desarrollo de cualquier abeja, aquí los adultos son finalmente liberados de sus celdas y estarán listos para cumplir la función para la cual nacieron.